Pueblos fascinantes de la provincia de Québec

Québec cuenta con un sinfín de pueblitos donde podrás encontrar un pedacito de magia y descubrir historias fascinantes de la bella provincia. Te dejamos cinco pueblos que cautivaron nuestro corazón, y lo más importante es que estos están a tan solo unas horas de distancia de Montréal.

1) Montebello en Outaouais

Distancia desde Montréal: 1 hora y 35 minutos.

En mayo de 1855, Louis-Joseph Papineau nombró a su propiedad "MonteBello", y en 1878 se fundó oficialmente la ciudad. El espíritu de la familia Papineau todavía se puede sentir en la mansión y en el pueblo, donde la historia se ha conservado. ​ Al visitar Montebello durante los próximos meses nevados, aprovecha al máximo el invierno y disfruta de actividades y aventuras al aire libre. También podrás disfrutar de un paseo por la calle principal donde las pequeñas boutiques y los restaurantes y la arquitectura del pueblo te enamorará. 

Dónde hospedarte: Fairmont Le Château Montebello, sentirás que has aterrizado en un cuento de hadas al hospedarte en un precioso castillo de troncos, un verdadero hospedaje de lujo. 

Actividad imperdible: Parque Omega que deleitará a los amantes de los animales donde conocerás más de 400 especies asentados en más de 2,200 acres de naturaleza. 

2) Lévis en Chaudière-Appalaches

Distancia desde Montréal: 2 horas y 41 minutos. 

Si te fascina recorrer paisajes y asombrarte con su belleza, Lévis es perfecto para ti, ya que además de estar llena de historia, cultura y patrimonio, cuenta con una infinidad de opciones culinarias que te abrirán el apetito, desde una deliciosa y auténtica barbacoa americana o un helado de arándanos te brindarán la energía necesaria para esta aventura. 

Dónde hospedarse: Hôtel & Suites Normandin Lévis, perfecto para toda la familia.

Actividad imperdible: Parcours des Anses, el cual podrás recorrer, caminar, patinar e inclusive montar en bicicleta y podrás admirar una vista panorámica de las joyas de la provincia de Québec, desde el Castillo de Frontenac, la isla de Orleans y las cataratas de Montmorency. 

3) Mont-Mégantic en Eastern Townships

Distancia desde Montréal: 2 horas y 45 minutos 

Mont-Mégantic es uno de los mejores lugares de todo el país para observar las estrellas. Además el Parque Nacional de Mont Mégantic, es un lugar único donde la “tierra y las estrellas” se unen en perfecta armonía y podrás ser testigo de ello. 

El Parque está situado en el pequeño pueblo de Notre-Dame-des-Bois, y descubrirás el Astrolab y observatorios astronómicos, recorrer preciosos senderos y mucho más. 

Dónde hospedarte: Situado en el corazón de un bosque de más de un siglo, a sólo 6 km del ASTROLab y del Parque Nacional del Mont-Mégantic, Camping Mont-Mégantic, en un paraíso de naturaleza virgen. Podrás armar tu propia tienda de campaña allí o hospedarte en un tipi. 

Actividad imperdible: Festival des Perséides observa cómo las estrellas fugaces de la constelación de Perseo dan aún más brillo a los cielos nocturnos. Disfruta de presentaciones especiales y de observación con telescopio y binoculares con música de fondo. 

4) Saint-Irénée en Charlevoix

Distancia desde Montréal: 4 horas y 12 minutos 

Saint-Irénée fue fundado en 1840 y se encuentra a solo una hora y media de la Ciudad de Québec, ubicada en el corazón de Charlevoix, un verdadero oasis de relajación con una impresionante combinación de fenómenos naturales y culturales que te resurgirán emociones inimaginables. Además, disfrutarás de impresionantes vistas del río San Lorenzo y un espectacular paisaje de la costa. 

Dónde hospedarte: Irene’s Lighthouse, un prestigioso chalet estilo náutico que ofrece una cocina de ensueño, una gran terraza y un spa de 4 estaciones. 

Actividad imperdible: Senderismo para disfrutar la magnífica vista de la caída del río Jean-Noël al noroeste del parque municipal. 

5) Sainte-Rose-du-Nord en Saguenay-Lac-Saint-Jean

Distancia desde Montréal: 5 horas y 24 minutos (ideal para road trip).

Es verdaderamente mágico cuando se combina la cinematografía y los paisajes, Sainte-Rose-du-Nord es conocido gracias a la filmación de la película Le Bonheur de Pierre, es un pueblito rodeado por boscosas montañas, vistas espectaculares y coloridas, y pintorescas casas norteamericanas que te contagian su alegría y color. Además algo muy particular de este pueblo es que notarás como si las casas hubieran sido llevadas ahí por una avalancha creando un pequeño y encantador desorden. 

Sainte-Rose-du-Nord también forma parte de la Asociación de los pueblos más bonitos de Quebec. 

Dónde hospedarte: En uno de los tantos chalets de la zona como Le Boréal

Actividad imperdible: Realiza un crucero con Navettes maritimes du Fjord a bordo del Saguenay II o Cap Liberté hasta L'Anse-Saint-Jean donde podrás ver impresionantes acantilados.

Descarga imágenes en alta: aquí.

Contacto de medios:

Carolina Trasviña: [email protected]

Anna Villagómez: [email protected]

 

Consigue actualizaciones en tu bandeja de correo

Al hacer clic en "Suscribirse", confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Sobre Bonjour Québec - Media room

Acerca de la Alliance de l'industrie touristique du Québec

La Alliance de l'industrie touristique du Québec, que representa a más de 10,000 empresas y 50 asociaciones turísticas regionales y sectoriales, es la federación empresarial provincial más grande de Canadá en la industria turística. La Alliance encarna el deseo de los sectores privado y asociativo de promover la importante contribución de la industria del turismo a la vitalidad regional y al mismo tiempo defender a sus miembros. La Alliance también cumple los mandatos del Ministerio de Turismo de Quebec, incluida la comercialización de destinos bajo la marca Bonjour Québec, a través de una asociación única con la industria. Todas las acciones de la Alliance tienen como objetivo contribuir a hacer de Québec un destino turístico sostenible, responsable y próspero de primer nivel.